¿Cómo recalentar las alitas de pollo?

¿Cómo recalentar las alitas de pollo?

La mejor manera de recalentar las alitas de pollo es ponerlas en el horno, pero también puedes recalentarlas en el microondas o en una sartén.

¿Cómo recalentar las alitas de pollo en el horno?

Recalentar las alitas de pollo en el horno no requiere mucho esfuerzo y da como resultado alitas crujientes y jugosas. He aquí cómo hacerlo:

1 Si desea recalentar las alitas de pollo congeladas, déjelas descongelar en el refrigerador durante la noche. Si desea recalentar las alitas de pollo refrigeradas, déjelas reposar a temperatura ambiente durante 15 minutos.

2 Precalentar el horno a 180 ° C.

3 Engrase una bandeja para hornear con grasa. Coloque las alitas de pollo en la bandeja para hornear, dejando un poco de espacio entre ellas. Si te preocupa que tus alitas de pollo se sequen, espolvoréalas con un poco de agua antes de meterlas en el horno.

4 Coloca la bandeja para hornear en el horno y calienta las alitas de pollo durante 6 minutos. Voltea las alitas de pollo y caliéntalas por otros 6 minutos.

¿Cómo recalentar las alitas de pollo en el microondas?

Recalentar las alitas de pollo en el microondas es la forma más rápida. El problema con el microondas es que las alitas de pollo se pueden secar si no tienes cuidado. He aquí cómo hacerlo:

1 Cubra un plato apto para microondas con una toalla de papel húmeda. Coloque sus alitas de pollo sobre la toalla de papel.

2 Cubre las alitas de pollo con otra toalla de papel húmeda. Por lo tanto, las alas retendrán su humedad.

3 Calienta las alitas de pollo en el microondas durante 60 segundos y prueba su temperatura.

4 Repita el proceso en incrementos de 20 a 30 segundos hasta que alcance la temperatura deseada.

¿Cómo calentar las alitas de pollo en una sartén?

Este método se usa con menos frecuencia para recalentar alitas de pollo, pero es muy efectivo. Si fríe sus alitas de pollo, es mejor recalentarlas de la misma manera. Tus alitas de pollo frías volverán a la vida y recuperarán su frescura y jugosidad. He aquí cómo hacerlo:

1 Deje reposar las alitas de pollo a temperatura ambiente durante 15 minutos.

2 Calienta una sartén a fuego medio. Vierta un chorrito de aceite en la sartén o agregue un poco de grasa.

3 Vuelva a calentar las alitas de pollo durante 2 a 3 minutos por lado o hasta que estén doradas. Puede agregar salsa directamente a la sartén si lo desea.

¡Mejores recetas de calabacines!

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad