¿Cómo recalentar alcachofas?

¿Cómo recalentar alcachofas?

La mejor forma de recalentar alcachofas es utilizar el horno. Sin embargo, son posibles otras opciones, como cocinar al vapor o en el microondas.

¿Cómo recalentar alcachofas en el horno?

Puedes utilizar este método para recalentar cualquier tipo de alcachofa, tanto simple como rellena. He aquí cómo hacerlo:

1 Precalentar el horno a 180 ° C.

2 Coloca las alcachofas en una fuente para horno. Vierta un poquito de aceite de oliva sobre cada alcachofa. Agregue de 1 a 2 cucharadas de agua al fondo del plato. Por lo tanto, las alcachofas retienen su humedad sin volverse blandas.

3 Cubra el plato con papel aluminio y colóquelo en el horno.

4 Calentar las alcachofas a 180 ° C durante unos 15 minutos.

5 Pasados ​​los 15 minutos, saca las alcachofas del horno y sírvelas. Si no están lo suficientemente calientes, vuelva a colocarlos en el horno durante unos minutos más.

¿Cómo recalentar alcachofas al vapor?

También puede recalentar las alcachofas al vapor. Este método funciona especialmente bien para las alcachofas rellenas. He aquí cómo hacerlo:

1 Llena una cacerola con unos 2 a 3 cm de agua. Agregue aproximadamente 2 cucharadas de aceite de oliva al agua.

2 Colocar las alcachofas suavemente en la sartén y rociarlas con un poco de aceite de oliva.

3 Cocine las alcachofas al vapor a fuego medio durante unos 20 minutos. El agua debe hervir para que el vapor surta efecto. Agregue más agua si no hay suficiente.

¿Cómo calentar alcachofas en el microondas?

También puede recalentar sus alcachofas en el microondas. Aunque este método es rápido y cómodo, requiere precaución para no acabar con alcachofas demasiado secas o, por el contrario, demasiado blandas. He aquí cómo hacerlo:

1 Coloque las alcachofas en un tazón grande apto para microondas. Debes usar un tazón, no un plato.

2 Agregue aproximadamente 1 cucharada de agua al fondo del recipiente para evitar que las alcachofas se sequen durante el recalentamiento. También puedes verter una pequeña cantidad de mantequilla derretida o aceite de oliva sobre las alcachofas, lo que evitará que se sequen y conservará su sabor.

3 Cubre el recipiente con papel film para proteger aún más las alcachofas.

4 Vuelva a calentar las alcachofas en el microondas en intervalos de 30 segundos. Quita la envoltura de plástico y examina tus alcachofas. Repite hasta que estén calientes.

¡Mejores recetas de calabacines!

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad