¿Cómo congelar pastéis de nata?

¿Cómo congelar pastéis de nata?

¿Podemos congelar pastéis de nata? Por desgracia, la respuesta probablemente te decepcionará. Los pastéis de nata se congelan bastante bien. Sin embargo, surgen problemas durante la descongelación. Al igual que muchos pasteles que contienen productos lácteos, las grasas y otros líquidos se descongelan a diferentes velocidades. Puede terminar con pastéis de nata húmedos, una masa granulada y los sabores se mezclarán.

Esto no significa que no puedas congelar tus pastéis de nata, pero debes tener en cuenta que no sabrán tan bien como recién horneados.

¿Cómo congelar pastéis de nata?

Si todavía estás decidido a congelar tus pastéis de nata, este es el mejor enfoque a seguir:

1 Cocina tus pastéis de nata y déjalos enfriar.

2 Coloca los pastéis de nata en un Tupperware de plástico. Cierre la tapa. Si te preocupa que la tapa no sea impermeable, envuelve el Tupperware en una envoltura de plástico.

3 ¡Pon el Tupperware en el congelador y listo!

¿Cuál es la vida útil de los pastéis de nata en el congelador?

Como la textura de los pastéis de nata se deteriora rápidamente con el tiempo, te recomendamos que los guardes en el congelador durante un máximo de 1 mes. Pasado este tiempo, tus pastéis de nata tendrán una consistencia granulada muy desagradable.

¿Cómo descongelar pastéis de nata?

Para descongelar pastéis de nata hay que proceder con suavidad. Ponlos en el frigorífico y déjalos descongelar durante la noche. Luego, deberá recalentarlos en el horno para tratar de ocultar cualquier problema de textura que pueda encontrar.

¡Mejores recetas de calabacines!

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad