¿Cómo congelar la masa?

¿Cómo congelar la masa?

Congelar la masa es muy fácil, pero hay que tener cuidado de no derramar la masa en el congelador.

¿Cómo congelar la masa?

1 Elija un recipiente adecuado para congelar y almacenar líquidos. Debe tener una tapa hermética. También puede usar una bolsa para congelador diseñada para almacenar líquidos. Es posible que deba planificar varios, ya que la forma más fácil es congelar la masa en porciones. Esto hará que sea mucho más fácil descongelarlo y usar la cantidad que necesite más adelante.

2 Etiquete el recipiente o la bolsa del congelador con la fecha y el contenido.

3 Vierta una porción de masa en cada recipiente o bolsa. Asegúrese de dejar un espacio libre en la parte superior del recipiente o bolsa ya que la masa se expandirá ligeramente bajo el efecto del frío.

4 Si ha optado por un recipiente, es recomendable agregar una capa de film transparente en la parte superior.

5 Selle el recipiente o la bolsa herméticamente, expulsando la mayor cantidad de aire posible antes de cerrar.

6 Pon la masa en el congelador.

¿Cuál es la vida útil de la masa en el congelador?

La mayoría de la masa se puede congelar durante aproximadamente 1 mes. No es muy largo, pero es suficiente para extender la vida útil de la masa y darte la oportunidad de usarla antes de que se eche a perder. Después de este tiempo, la masa puede separarse o comenzar a sufrir quemaduras por congelación.

¿Cómo descongelar la masa?

El mejor método es sacar la masa del congelador el día antes de usarla y ponerla en el refrigerador para descongelarla lentamente.

La masa no es apta para descongelar en el microondas. Puede cocinarlo en lugar de descongelarlo. Entonces sería inutilizable.

Si necesita que la masa se descongele rápidamente, la mejor opción es usar el método de agua fría. Para ello, llena un bol con agua fría y sumerge en él el recipiente con la masa, lo que debería permitir una descongelación un poco más rápida.

¿Puedes volver a congelar la masa?

No se recomienda volver a congelar la masa. Su textura puede cambiar y cuanto más lo vuelva a congelar, es más probable que se deteriore y se vuelva inutilizable.

¡Mejores recetas de calabacines!

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad