¿Cómo congelar el paté?

¿Cómo congelar el paté?

El paté no tiene una larga vida útil. Ya sea que lo haya comprado en el supermercado, en un charcutero o hecho en casa, su paté rara vez se conservará más de una semana en el refrigerador. Desafortunadamente, no siempre es fácil consumir todo el paté en este período de tiempo. ¿Entonces lo que hay que hacer?

Puede congelar el paté durante unos 3 meses. De hecho, puede congelar todas las variedades de tarta, ya sea tarta, tarta de pollo, tarta de salmón o tarta de champiñones. En cualquier caso, la principal precaución a tomar es mantener el paté hermético. Si entra aire, su sabor y textura se degradarán rápidamente.

¿Cómo congelar un paté entero?

Si cree que puede comerse todo el pastel de una vez, puede congelarlo entero:

1 Si su paté aún no ha sido abierto y todavía está en su empaque original, puede congelarlo como está. ¡No es necesaria ninguna preparación! Asegúrese de escribir la fecha en el paquete antes de congelarlo, para saber cuándo usarlo.

2 Si tu paté ya está empezado o si lo has hecho tú mismo, debes ponerlo en un recipiente o bolsa hermética antes de congelarlo. La mejor manera de hacer esto es envolver el pastel en una envoltura de plástico y luego colocarlo en una bolsa para congelar para asegurarse de que esté hermético y no sufra quemaduras por congelación.

¿Cómo congelar porciones de paté?

Si cree que no puede comerse todo el pastel de una vez, es mejor congelarlo en porciones más pequeñas:

1 Consigue una bandeja de silicona para cubitos de hielo o un molde de silicona para galletas. Elija una bandeja para cubitos de hielo o un molde con compartimentos que coincidan con el tamaño de las porciones de pastel que prefiera. Divida el paté en los diferentes compartimentos.

2 Coloca la bandeja para cubitos de hielo o el molde para galletas en el congelador durante unas horas.

3 Una vez que el paté esté congelado, saca la bandeja para cubitos de hielo o el molde para galletas del congelador y transfiere las porciones del paté a una bolsa para congelador.

4 Etiquete la bolsa del congelador con la fecha y el contenido y séllela herméticamente, asegurándose de expulsar la mayor cantidad de aire posible. Esto ayuda a prevenir quemaduras por congelación.

5 Coloque la bolsa del congelador en el congelador. Tan pronto como quieras comer una porción del paté, todo lo que necesitas hacer es sacar la cantidad necesaria del congelador y descongelarla.

¿Cuál es la vida útil del paté en el congelador?

El paté se mantendrá durante unos 3 meses en el congelador. Pasado este tiempo, es probable que su textura y sabor empiecen a deteriorarse.

¿Cómo descongelar paté?

Hay dos formas de descongelar su paté. El primer método es el más recomendado porque es menos probable que estropee el pastel. Sin embargo, dado que este método es más lento, requiere un poco de previsión. El día antes de que necesite el pastel, sáquelo del congelador y póngalo en un plato en la nevera durante la noche. El paté se descongelará lentamente y estará perfecto cuando llegue el momento.

Si desea descongelar su paté un poco más rápido, puede acelerar el proceso descongelándolo en agua a temperatura ambiente. Coge un bol, llénalo con agua tibia y sumerge el paté en su bolsa del congelador hasta que se descongele. Asegúrate de que el paté esté bien envuelto antes de ponerlo en el agua, de lo contrario acabarás con un paté muy húmedo.

¿Podemos volver a congelar el paté?

El paté no es un producto que se pueda volver a congelar una y otra vez. Su textura delicada y su contenido de grasa y humedad hacen que se formen cristales cada vez que se congela, cambiando su estructura general.

¡Mejores recetas de calabacines!

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad