¿Cómo congelar el jugo de tomate?

¿Cómo congelar el jugo de tomate?

¿Puedes congelar jugo de tomate? Sí, puede congelar jugo de tomate industrial, de ladrillo o embotellado, o jugo de tomate recién exprimido en casa.

El jugo de tomate se congela muy bien. Puede notar un ligero cambio en la textura o el sabor si descongela el jugo para beber, pero para cualquier otro uso no habrá diferencia.

Puedes congelarlo en grandes porciones o prepararte deliciosos cubitos de jugo de tomate para agregar a tus bebidas o recetas.

¿Cómo congelar grandes porciones de jugo de tomate?

Si está acostumbrado a usar grandes cantidades de jugo de tomate para cocinar o como bebida, este método es para usted:

1 Lleve bolsas de congelador con cierre hermético o recipientes herméticos adecuados para bebidas. Proporcione una bolsa o recipiente para congelador por porción de jugo de tomate. Los contenedores deben tener tapa. Vierta una porción de jugo de tomate en los recipientes o bolsas para congelar.

2 Cierre los recipientes o las bolsas del congelador con cuidado, expulsando la mayor cantidad de aire posible. Para mayor protección y para evitar ensuciar el congelador, puede envolver los recipientes en una bolsa para congelador o usar dos bolsas para congelador.

3 Etiquete las bolsas o recipientes del congelador con la fecha y el contenido, luego coloque el jugo de tomate en el congelador.

¿Cómo congelar el jugo de tomate en forma de cubitos de hielo?

Los cubitos de hielo de jugo de tomate son prácticos y versátiles. Puedes agregarlo a tus batidos o cócteles, ponerlo en tus salsas y platos, e incluso puedes usarlo como cubitos de hielo para enfriar tus bebidas. He aquí cómo hacerlo:

1 Consigue una bandeja para cubitos de hielo. Si quieres cubitos de hielo más grandes, puedes usar un molde de silicona para cupcakes. Vierta el jugo de tomate en cada compartimento de la bandeja de cubitos de hielo. Tenga cuidado de no llenarse hasta el borde porque el jugo de tomate se expandirá ligeramente bajo el efecto del frío.

2 Coloque la bandeja para cubitos de hielo en el congelador durante varias horas.

3 Una vez que el jugo de tomate esté congelado, saque la bandeja de cubitos de hielo del congelador y transfiera los cubitos de hielo a una bolsa de congelador con cierre.

4 Selle bien la bolsa del congelador, expulsando la mayor cantidad de aire posible, etiquétela con la fecha y el contenido, luego regrese los cubitos de hielo de jugo de tomate al congelador.

¿Cuál es la vida útil del jugo de tomate en el congelador?

El jugo de tomate industrial, que se vende en ladrillos o botellas, se mantendrá durante aproximadamente 8 a 12 meses en el congelador, mientras que el jugo de tomate recién exprimido se conservará durante aproximadamente 3 a 4 meses.

¿Cómo descongelar el jugo de tomate?

Puede descongelar su jugo de tomate colocándolo en un recipiente en el refrigerador para descongelarlo lentamente. Este es el mejor enfoque a seguir.

El jugo de tomate congelado se puede usar de varias maneras, lo que significa que no es necesario descongelarlo dependiendo de cómo planee usarlo. Por ejemplo, puede utilizar cubitos de hielo de jugo de tomate en sus recetas sin descongelarlos primero.

¿Puedes volver a congelar el jugo de tomate?

No, no debes volver a congelar el jugo de tomate. Su sabor y textura pueden cambiar drásticamente si lo vuelve a congelar, sin mencionar el riesgo de crecimiento bacteriano excesivo.

¡Mejores recetas de calabacines!

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad